Se encuentra al norte de la diócesis y el estado de Michoacán. La palabra “tanhuato” quiere decir “junto al cerro”. Este pueblo existió antes de la conquista, era habitado por chichimecas y fue conquistado por los purhépechas en 1530. Su evangelización estuvo en manos de los franciscanos con Fr. Juan de San Miguel y Fr. Jacobo Daciano, así como de los agustinos con Fr. Sebastián de Trasierra. Durante la conquista era un modesto pueblo rodeado de haciendas hasta en tiempos de la revolución en que pasaron a ser ejidos. Espiritualmente era atendido por La Piedad y luego por Yurécuaro

La parroquia perteneció al obispado de Morelia, fue erigida el 25 de abril de 1866, siendo su primer párroco el Br. Albarrán Monterde; tiene un hermoso templo en el que se da el culto principal al Santo Cristo Milagroso, cuya fiesta se celebra el 3 de mayo, antecedido por un novenario en que acuden peregrinos de Mexicali, Guaymas, San Luis del Río Colorado, Tijuana, Nogales, Guadalajara, EUA, etc.

El idilio entre el Santo Cristo y Tanhuato inició en el año de 1914 con su quinto párroco, el P. Manuel Serrato, cuando en la víspera del miércoles de ceniza una señora dio la imagen para ser quemada, misma que el sacristán Domingo Jalomo vió que no se quemaba, por lo que le fue obsequiada la imagen, a la que le hizo una capilla de adobe en el barrio de la Turquía.

Por decreto del 31 de marzo de 1922 Tanhuato pasó a ser parte de la diócesis de Zamora a partir del 30 de julio del mismo año. El 3 de agosto de 1933 el P. Jesús Rojas pidió a Mons. Fulcheri que en el templo nuevo pudiera ser el titular el Santo Cristo, dado que no se había consagrado aún porque estaba en construcción, hecho que fue aprobado el 11 de agosto del mismo año, a pensar que el pueblo tenía en un inicio como patrono al apóstol Pedro. La consagración del templo parroquial fue el 2 de mayo de 1942.

La parroquia atiende poblados como Tarimoro, Los Charcos, El Calvario, Cieneguitas, Villanueva, entre otros.

El pasado lunes 18 de Octubre, la Parroquia del Santo Cristo Milagroso, recibió a su nuevo Párroco, el Pbro. Francisco Hurtado, quien amablemente nos comentó lo siguiente:

Es importante para mí este momento, me pongo en las manos de Dios para esta nueva encomienda que se me hace, espero en el Señor que me siga fortaleciendo que me siga ayudando para apoyar y estar con las personas en este camino para encontrarnos con Cristo Jesús que es lo más importante.

Hace muchos años de seminarista vine a esta parroquia, pero actualmente no la conocía, está muy bonito el templo, la iglesia es muy bonita, tiene muchos lugares para la vida pastoral.

A pregunta de cuales serían las primeras acciones pastorales, nos respondió lo siguiente: Pienso que la pandemia nos ha afectado a todos, principalmente en los grupos parroquiales se vinieron abajo, se han disminuido, se han alejado las personas, así que ya que vaya disminuyendo esto, iremos retomando la formación de los mismos, además retomar las jornadas de confesiones tan importante en un Santuario ya que es fundamental.

La Celebración Eucarística fue presidida por Mons. Francisco Figueroa Cervantes, Obispo Auxiliar de nuestra Diócesis quien estuvo acompañado por Sacerdotes originarios de este pueblo, además de Sacerdotes pertenecientes a la Foranía Vista Hermosa a donde pertenece el Santuario del Santo Cristo Milagroso.

El Padre Francisco ha prestado su servicio como vicario en Jacona, como Párroco en Atecucario, en el Perpetuo Socorro y Cristo Rey en Uruapan. 

En hora buena al Pueblo de Tanhuato por su nuevo párroco.