Por: José Antonio Villanueva Ch.

El origen de esta gran fiesta en honor de los santos apóstoles Pedro y Pablo, desde siempre ha sido manifestación de un profundo testimonio de fidelidad a estas 2 grandes figuras, fieles testigos de Jesús. La tradición cristiana los define como las 2 columnas de la fe cristiana y pilares de la Iglesia: su misión y trabajo apostólico durante los primeros siglos del Cristianismo son fundamentales en la propagación de la fe, y en Uruapan se festeja de manera especial al apóstol san Pablo, en la colonia Infonavit Balcones, al Norte de la ciudad, en la parte más alta, pue es el titular de la comunidad parroquial erigida en 1999, por el entonces Obispo de Zamora, Don Carlos Suárez Cazares.

Esta sede parroquial, atiende a más de 15 mil habitantes, esparcidos en 5 colonias, la mayoría de ellas en proceso de construcción, lo mismo que sus capillas: Observatorio, Popular Campestre y Granjas de Bella Vista, y los fraccionamientos Don Vasco, San José de la Mina y Lomas del Valle Norte, además del Seminario Menor y varias escuelas e instituciones académicas.

Para la celebración de la fiesta patronal 2021, que se llevó a cabo el martes 29 de junio, se organizó una solemne novena de preparación, que contó con la participación, tanto de los grupos y movimientos apostólicos, como de las colonias y comunidades que integran la parroquia. Alternativamente, durante los 9 días se realizaron diversas actividades religiosas, coordinadas por el Sr. Cura Roberto García González: el sábado 26 fue administrado el Sacramento de la Confirmación por la mañana en 2 ceremonias, presididas por Don Javier Navarro Rodríguez, Obispo Titular de Zamora, quien alentó a los más de 200 adolescentes, jóvenes y adultos, a vivir a fondo su Cristianismo.

Como ya es una tradición en el lugar, el día de la fiesta, las actividades comenzaron con las tradicionales mañanitas y una alborada por las calles más cercanas a la parroquia; además, también por la mañana hubo una misa de primeras comuniones; la misa concelebrada fue a la 1 de la tarde, con la presencia de los sacerdotes de la foranía pastoral Uruapan Poniente. Durante todo el día hubo otras actividades religiosas, y por la noche, una solemne misa de acción de gracias, para finalizar con una gran verbena popular, con la tradicional quema de cientos de cohetones de luces de colores y tronidos, en honor del llamado “Apóstol de los Gentiles”.

¡San Pablo apóstol, ruega por nosotros!