El sábado 17 de noviembre, cerca de mil 400 monaguillos y monaguillas se dieron cita en el Seminario Mayor de Zamora, para celebrar la alegría de servir al Señor en el altar, en la XIX Reunión Diocesana de Monaguillos. La temática del encuentro giró en torno al compromiso misionero que recibimos en el Bautismo, de anunciar por todo el mundo la Buena Nueva del Evangelio. A las 8 en punto iniciaron las inscripciones en la cancha de la segunda sección, donde se registraron las 54 parroquias que mandaron a sus monaguillos a participar en el evento. De las zonas pastorales, la asistencia fue la siguiente: zona 1 Zamora-Jacona, 484; zona 4 Los Reyes-Cotija, 338; zona 5 Jiquilpan-Pajacuarán, 234; zona 6 Vista Hermosa-Churintzio, 165; zona 3 Uruapan, 91, y zona 2 La Sierra, 72.

Después de que todos se registraron, inició la marcha con una oración a la Santísima Virgen de la Esperanza, en la que le pedimos que bendijera a los niños y niñas que forman parte del servicio litúrgico de nuestras parroquias. Durante la marcha, los seminaristas de Primero de Filosofía animaron los 6 contingentes, con porras y cánticos a Cristo Rey y a la Virgen e hicieron correr y gritar la alegría de ser discípulos y misioneros de Jesús. Al llegar al auditorio municipal, nos preparamos para celebrar la Santa Misa, que presidió Dn. Javier Navarro Rodríguez y que concelebraron algunos sacerdotes que acompañaban a sus monaguillos. En la homilía, el Señor Obispo hizo uso de varios recursos pedagógicos para que el mensaje llegara con más facilidad a la asamblea: una sombrilla, unos cerillos, un curita, una maleta, una bolsa de sal y otras cosas más.

Al terminar la Eucaristía, regresamos al Seminario Mayor, para tener un breve receso; luego, los niños entraron al teatro, para ver una obra que presentó a 5 niños que durante el sueño viajaron a los 5 continentes y descubrieron en cada uno de ellos a misioneros y misioneras que anunciaban el Evangelio, a través de la educación, la construcción de la paz y la justicia, la catequesis y, sobre todo, la cercanía con las personas, mientras las niñas jugaban en las canchas, en un circuito dividido en los 5 continentes, y los adultos recibían formación sobre cultura vocacional, en la capilla del Seminario.

Después de 40 minutos, los niños salieron del teatro a jugar, y las niñas entraron, para ver la representación de la obra. A las 2:30 p. m. empezó la comida fraterna, en el campo de futbol y en los jardines de la Siberia; luego, a las 3 de la tarde, se premió a los 3 primeros lugares de las 3 categorías del examen de conocimientos. Los ganadores fueron: Tania Nataly Hurtado Melchor, de la Parroquia de Santiago Apóstol, de Tingambato; Francisco Emmanuel Hurtado, de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Etúcuaro, y Fátima Núñez Flores, de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en Chavinda.

Agradecemos infinitamente a las personas que hicieron posible este encuentro: seminaristas del Curso Introductorio y del Mayor: PP. Jesús Barragán y Salvador Villafán; diáconos Hugo Moisés Morales y Charly Hernández; laicos y consagrados del CEDVOC; Caballeros de Colón; grupos FyVOC y de adolescentes, coro de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Tangancícuaro; Rector Juan José Torres, y formadores del Seminario. ¡GRACIAS A TODOS LOS MONAGUILLOS Y MONAGUILLAS POR SU SERVICIO!

AVISO

el próximo 1 de diciembre, en el Colegio Jacona, tendremos nuestra primera convivencia con niñas de Secundaria y Preparatoria, de las 10 a. m. a 1 p. m. Haremos oración, estudiaremos un breve tema y, sobre todo, realizaremos juegos divertidos. ¡Te esperamos; nos faltes!