La Parroquia de San Marcos está formada por 20 comunidades: 11 pertenecen al municipio de Tancítaro, 3 al de Peribán y 6 al de Buenavista Tomatlán. Una antigüedad, el libro de bautismos número 1 menciona a un sacerdote de nombre Sabino Aguilar, administrador de este sacramento, el 29 de enero de 1890, y el libro 1 de matrimonios tiene como fecha más antigua, el 5 de febrero de 1916, dando fe de la administración de este sacramento el P. Pedro Orozco; sin embargo, la memoria histórica de las personas mayores hunde sus raíces en 1932, cuando el P. Lorenzo Salazar Guillén llegó  al pueblo de Apo, como Cura de la Parroquia de San Marcos, cuyo templo se encontraba en los terrenos donde hoy se ubica la escuela federal de la comunidad.

Las dificultades que personalmente vivía el Padre Lorenzo y los retos que encontró en esta porción de la Diócesis de Zamora, le orillaron a acudir al amparo de la Santísima Virgen María; el consuelo que encontró en ella y en el rezo del santo Rosario, trajo como consecuencia el nacimiento del Santuario de la Virgen del Rosario; el templo de San Marcos fue reemplazado por un imponente edificio, construido en menos de un año, y aunque el territorio parroquial siguió consagrado a san Marcos, la atención de los fieles (nativos y peregrinos), a partir de 1941, se volcó hacia la imagen de la Señora del Cielo y su Hijo, portadores del rosario bendito.

La fiesta parroquial, en la época del Sr. Cura Juan Vázquez Chávez, a iniciativa de los señores Mario Aguilar, Ezequiel López y José Vargas, hizo que los festejos en honor a San Marcos cobraran más relevancia, si bien las fiestas en honor a la Virgen siguen siendo más concurridas, pues cada año se suman más feligreses a la velada, la Misa principal de fiesta, la procesión y la verbena popular que se realizan la tarde-noche del 24 y todo el día 25. No hubo, formalmente, una suspensión, en los 2 años de pandemia, de manera que la comunidad de Apo celebró a san Marcos de manera discreta.

En la fiesta del 2022, Mons. Javier Navarro, Obispo de la Diócesis de Zamora, administró el sacramento de la Conformación a 90 jovencitos, el día 23; ese mismo día se bendijo la primera piedra del nuevo Colegio La Paz; el día 24, por la mañana, 45 niños recibieron a Jesús Eucaristía por primera vez, y por la noche se celebró la tradicional velada, y el 25, las mañanitas y alborada, la Misa principal, la procesión y la verbena, fueron las actividades más concurridas.

EL NUEVO COLEGIO LA PAZ

Autoridades civiles, educativas y religiosas se dieron cita en el terreno donde será construido el nuevo colegio de Apo del Rosario, dirigido desde hace años por las Hermanas Operarias de la Sagrada Familia, que ha sido nombrado “colegio amigable con el medio ambiente”, por el entorno natural en el que será construido. Actualmente, este recinto educativo sesiona en una de las casas que el Santuario utiliza para albergar peregrinos.

Quienes tomaron la palabra coincidieron en señalar al 23 de abril del 2022 como día de fiesta para el colegio y para el pueblo de Apo; se motivó a los padres de familia a ser conscientes de que construir es un “sacrificio”, pero que vale la pena, porque la obra beneficiará a niños de la comunidad de Apo y del municipio; todos manifestaron su deseo de ver, no sólo la primera piedra, sino la última de este recinto educativo. Un momento emotivo que conmovió a muchos fue cuando se recordó a 2 benefactoras del proyecto: la señorita Josefina Lázaro Ríos, quien abrió las puertas de su hogar a las Hermanas de la Sagrada Familia, y la señora Pascuala Mora Ureña, quien por una cantidad simbólica cedió el terreno para construir el colegio. A Dios, a la Virgen del Rosario y a san Marcos encomendamos este proyecto.