El 24 de agosto pasado, la Comisión Diocesana de la Pastoral de la Salud (PS) convocó a los APSa (Agentes de PS) y a toda persona interesada en sumarse a este servicio, a la IV Jornada Diocesana de la PS. La cita fue en el Centro Diocesano de Pastoral. El Tema: LOS CUIDADOS PALIATIVOS (CP), que se definen como el conjunto de las acciones destinadas a mantener o mejorar las condiciones de vida de los pacientes cuyas enfermedades no responden al tratamiento curativo. Estos cuidados no resuelven la situación de enfermedad de la persona, si por ello se entiende la curación, pero sí rodean al enfermo de una serie de atenciones específicas para que conserve al máximo sus capacidades físicas, emotivas, espirituales, sociales y profesionales, y para que se le eviten las molestias, dolores y cualquier otro síntoma negativo posible. Aún en medio del inevitable progreso de la enfermedad y del acercamiento de la muerte, los cuidados paliativos favorecen una mejor calidad de vida, brindando un cuidado “holístico”, o integral, donde se valora la importancia que puede tener un acompañamiento espiritual y religioso.

Para compartir esta temática contamos con la presencia y experiencia del Pbro. Silvio Marinelli Zucalli, religioso de la Orden de San Camilo, quien facilitó la comprensión, gracias a una forma muy sencilla y amena de exponerlos, despertando el interés de todos los presentes; así nos habló de la filosofía de los CP, de su historia, de la problemática ética de los CP, de su espiritualidad y de las necesidades espirituales de los enfermos.

Contamos con una asistencia muy nutrida: 202 inscritos de las foranías Zamora Norte, Zamora Sur, Jacona, Tangancícuaro, La Sierra, Uruapan Poniente, Los Reyes, Vista Hermosa, Pajacuarán y Sahuayo, aproximadamente de 23 parroquias.

Continuaremos estimulando el interés y la formación de los APSa y evangelizando a la actual cultura de la vida y la salud, ofreciendo un modelo más fiel a los valores evangélicos y una iluminación ética de los problemas actuales.

Gracias al Equipo Diocesano de la PS, por su apoyo ¡Qué Dios nos siga bendiciendo!