En Uruapan, el pasado domingo 25 de noviembre, sus habitantes nuevamente se vistieron de gala, para celebrar con gran solemnidad la fiesta en honor a Jesucristo Rey del Universo, precisamente en el último domingo del año litúrgico, y en la comunidad parroquial que está dedicada al reinado de Cristo, de la cual es su titular desde el año 1951, parroquia que fue erigida por el entonces V Obispo de Zamora, Don José Gabriel Anaya y Diez de Bonilla. Como en otras ediciones, esta festividad fue preparada detalladamente por el párroco del lugar, el Sr. Cura Francisco Humberto Hurtado Cortés y el Pbro. Francisco Villa Ayard, sacerdote vicario, quienes en coordinación con el Consejo Parroquial organizaron cada una de las actividades religiosas de esta edición 2018.

Entre las principales actividades, se llevó a cabo un novena de preparación, en la cual paralelamente durante esos 9 días, también fueron impartidos diversos temas tanto a niños, como jóvenes y adultos, inspirados en la oración de la paz de San Francisco de Asís, y los cuales fueron coordinados alternativamente por los sacerdotes de esta parroquia.  También durante estos 9 días, cada una de las capillas participaron de las celebraciones eucarísticas, que se dedicaron especialmente por las vocaciones sacerdotales y religiosas, así como por las familias y los enfermos de esta comunidad; ceremonias en las que también renovaron los laicos sus ministerios de servicio y compromiso, mediante la recepción de algunos signos y distintivos.

Cabe resaltar, que el marco de esta fiesta patronal el viernes 23, por la noche se llevó a cabo una gran procesión desde la capilla de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro hasta el templo parroquial, la cual fue  encabezada por la imagen peregrina de Cristo Rey, en la que participaron un centenar de personas pertenecientes a los diferentes grupos y asociaciones apostólicas de esta parroquia: Evangelizadores, Catequistas, Monaguillos, Orden Franciscana Seglar, Movimiento de Renovación, Divina Voluntad, Movimiento Familiar Cristiano, Legión de María, Familia y Vocación, e Intimidad con Dios, entre otros más; así como las imágenes peregrinas y fieles de todas las capillas que integran esta demarcación eclesiástica: María Reina, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora de Fátima, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, San Juan Bautista, San Judas Tadeo y San Felipe de Jesús.

A su llegada fueron recibidos por el párroco del lugar, quien en la homilía especialmente motivó a todos los presentes a renovarse cada día, en este camino de fe y seguimiento a Cristo Rey, pero sobretodo sirviendo a los demás y dejando que sea Cristo quien reine en todos los corazones, principalmente en cada una de las familias de esta comunidad parroquial. En esta misma ceremonia, un numeroso grupo de ministros extraordinarios de la Comunión, renovaron su compromiso anual como servidores de la Eucaristía; como parte de esta gran celebración de renovación y consagración parroquial también fueron recibidas un sin número de ofrendas, como parte de los festejos en honor del titular de esta parroquia.   

Entre otras actividades, el sábado 24 al mediodía en medio de una emotiva celebración eucarística, un grupo de niños y niñas que se prepararon con varios meses de anticipación, recibieron por primera vez el sacramento de la Eucaristía. Ese mismo día, por la tarde Don José Luis Amezcua Melgoza, Obispo Emérito de Colima administró el sacramento de la Confirmación a un numeroso grupo de adolescentes y jóvenes, en medio de 2 ceremonias en las cuales estuvo acompañado por el párroco del lugar, quien junto con los neo confirmados, padres de familia y padrinos aclamaron a Cristo como rey y centro de sus familias.

Finalmente, el día de la fiesta como de costumbre siendo domingo, durante todo el día hubo varias misas, entre ellas a las 6 de la tarde se llevó a cabo la misa de acción de gracias por los bienhechores de la fiesta patronal; además a las afueras del templo parroquial hubo una gran kermés, para culminar por la noche con la espectacular quema de un castillo y otros juegos pirotécnicos enmarcados por la tradicional música de una banda, desde luego en honor de Jesús Rey de las familias.

José Antonio Villanueva Chávez