Carapan es un crucero de caminos: del que llega de Zamora, cruzando la Cañada, desde Chilchota; el que conduce a Uruapan, pasando por Cherán, y el que conduce hacia Zacapu y luego hacia Pátzcuaro o hacia Morelia. Cerca de Carapan también entronca, con la carretera hacia Zacapu, la carretera que conduce hasta La Piedad.

En esta región se conservan las costumbres y tradiciones de la cultura purépecha. Carapan significa “ir subiendo”.

Aquí comienza la cuenca hidrológica del río Duero que atraviesa la Cañada de los Once Pueblos y después de precipitarse en la cascada llamada «El Salto», vierte sus aguas en los valles de Tangancícuaro, Zamora y la Ciénega de Chapala, para ir a desembocar al río Lerma, en el municipio de Vista Hermosa.

Fue el asentamiento de una importante civilización prehispánica. Allí se han encontrado objetos arqueológicos correspondientes al horizonte Clásico [200 a.C. a 900 d.C.), así como códices pertenecientes al horizonte Postclásico (900 d.C. a 1521 d.C.).

Esta comunidad tiene varias celebraciones religiosas durante el año, siendo la dedicada a su Santo Patrono, San Juan Bautista, la más grande y la que convoca más fieles, no solo de este pueblo, si no de los pueblos aledaños que se dan cita durante el novenario y el día 24 de Junio.

En esta ocasión, como el año pasado, a causa de la pandemia que estamos sobrellevando, la celebración no pudo realizarse como es costumbre, sin embargo, los pobladores, así como el consejo parroquial que preside el Pbro. Miguel Alfaro, párroco de Carapan, los comités y grupos parroquiales, decidieron celebrar las fiesta con el debido protocolo de sanidad que las autoridades de salubridad están exigiendo en esto casos.

Este año el novenario se llevó acabo interno, solo con la participación de los cargueros y grupos parroquiales. El día de la víspera se tuvo la procesión con la imagen de San Juan Bautista, pero la indicación fue que no siguieran las personas la procesión, solamente las personas que llevaban la imagen y las flores.

El día 24 se llevó acabo las primeras comuniones que se tenían preparadas desde el año pasado y por la misma causa se habían pospuesto, alrededor de 130 pequeños recibieron a Jesús Sacramentado.

Finalmente, el P. Miguel Alfaro nos comentó: Invitamos a todos los lectores de Mensaje a participar y visitar este lugar hermoso que es Carapan, es como el paraíso, por que no es el calor de la región de la ciénega, ni el frío de la sierra, es un lugar magnifico, su gastronomía, su música, su alfarería, tiene mucho que dar y compartir, y que decir de su gente, son personas que vibran con la religiosidad popular, les invitamos a que conozcan y nos daría mucho gusto recibirlos.

En hora buena a la comunidad de Carapan por su celebración a San Juan Bautista.