Por: José Antonio Villanueva Chávez

El martes 19 de abril del 2022, con una solemne misa de acción de gracias. los PP. Nemesio Barajas Jassí, Párroco de San Francisco de Asís, en San Francisco Peribán; Roberto García González, Párroco de San Pablo Apóstol, en Uruapan; Guillermo García Valencia, Párroco de San Pedro Apóstol, en Ocumicho; Roberto Hernández Herrera, Párroco de la Divina Providencia, en Tangancícuaro; Juan Carlos Hurtado Alcalá, Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, en El Platanal; Fernando Mercado Agustín, Párroco de Santo Santiago Apóstol, en Chilchota; Armando Ruiz Jaramillo, Vicerrector en el Curso Introductorio, en Cotija, y Jaime Villafán Romero, Párroco de Nuestra Señora del Carmen, en Los Reyes, celebraron sus Bodas de Plata Sacerdotales. El lugar elegido para la ceremonia fue la Santa Iglesia Catedral de Zamora, donde hace un cuarto de siglo fueron ordenados sacerdotes, por la imposición de manos del entonces Obispo de la Diócesis de Zamora, Don Carlos Suárez Cázares, en 1997.

La ceremonia de acción de gracias se llevó a cabo al medio día, presidida por Don Javier Navarro Rodríguez, Obispo Titular de Zamora; los festejados fueron arropados por otros sacerdotes que se unieron a la celebración jubilar, además de sus familiares, amigos y un numeroso grupo de fieles de las parroquias, comunidades e instancias diocesanas en las que hasta ahora han ejercido su ministerio, a lo largo de 25 años. La liturgia de la celebración fue coordinada por el equipo de animación de la Iglesia Catedral. En la homilía, Don Javier Navarro, destacó: “Todos hemos sido destinatarios de una vida entregada a Dios y a su Iglesia, en Cristo Jesús a través del ministerio sacerdotal de estos presbíteros que cumplen un cuarto del siglo, y cuyo ministerio fortalece la vida cristiana de nuestras comunidades a través de la Palabra, pero sobre todo que se alimenta por medio de sus sacramentos; bajo la fiel inspiración del Espíritu Santo, una fe y una esperanza que sigue firme en Cristo Buen Pastor, y cuyo sacerdocio que se ejerce en favor de los más pobres y humildes”. También invitó a los festejados a amar y cuidar a los pueblos que les han sido confiados como pastores y administradores de los sacramentos.

Como parte de la celebración eucarística, en la plegaria eucarística se recordó especialmente a los familiares fallecidos de los sacerdotes festejados, que contribuyeron en la formación sacerdotal de los presbíteros. Antes de finalizar la Misa, el Pbro. Fernando Mercado Agustín dirigió un mensaje de agradecimiento a nombre de sus compañeros de ordenación sacerdotal, para todas las personas que les han acompañado a lo largo de estos 25 años como  sacerdotes, principalmente a sus familiares, expresando también gratitud hacia quienes han compartido el sacerdocio ministerial, especialmente obispos y sacerdotes, además de amigos y fieles laicos, comenzando por los presentes que se unieron a la ceremonia de acción de gracias, a quienes invitó a orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas.

Cabe resaltar que a este grupo generacional también pertenecen los PP. Adolfo Arroyo Medina, Párroco de San José Obrero, en el Cerrito Colorado; y Jaime García Cervantes, Párroco de San Antonio de Padua, en San Antonio Guaracha.

Finalmente, después de la ceremonia, como rúbrica jubilosa, los festejados recibieron un sinnúmero de muestras de reconocimiento, tanto en el interior como en el exterior de la Catedral de Zamora, que se prolongó con un delicioso banquete en un conocido salón de fiestas, a las afueras de la ciudad.  ¡Ad multos annos!